Burger King ha puesto en marcha un programa de fidelización en Rusia en el que utiliza una criptomoneda creada por la propia cadena de hamburgueserías como recompensa: el WhopperCoin.

Con cada compra del famoso bocadillo, los clientes reciben tokens de WhopperCoin a través de una cartera digital.

Las transacciones de WhopperCoin se realizarán a través de Waves, el rival de Ethereum en el campo las redes blockchain.

Esta plataforma, permite a los usuarios emitir y tranferir tokens de blockchain personalizados y comerciar con ellos en una red de intercambio peer-to-peer.

La propia Waves ha explicado que los tokens se usarán para premiar a los clientes por la compra de Whoppers a modo de cupones acumulables y canjeables por nuevos productos en el establecimiento.

También podrán ser transferidos o intercambiados online, lo que permitirá a los clientes ahorrar sus premios o venderlos a otros usuarios.

The text above is a summary, you can read full article here.